INNOVACTORAS, innovación en femenino - Nodo 4.0
22093
post-template-default,single,single-post,postid-22093,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.8.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

INNOVACTORAS, innovación en femenino

We're quite the bloggers

INNOVACTORAS, innovación en femenino

Demostrar que las mujeres pueden innovar y, de hecho, innovan; hacer ver que no es solo tarea de hombres; y animar a las jóvenes a tomar las riendas de un futuro profesional en el que la I+D puede y debe teñir cualquier ámbito, son los objetivos que están detrás de un proyecto de origen navarro que aspira a llegar a todos los rincones del mundo.

“No hace falta ser millonario ni trabajar en Silicon Valley para innovar. Hay ejemplos mucho más cercanos y accesibles, personas normales que innovan en todos los ámbitos. Y hay que hacerlas visibles”.

 

Ésa es la premisa que está detrás de un proyecto que se presentó en el mes de febrero pero que sigue vivo y creciendo día a día, mes a mes. Una iniciativa que busca dar la relevancia que durante décadas se les ha hurtado a mujeres fuertes, capaces, emprendedoras e innovadoras. En pleno siglo XXI urgía tomar cartas en el asunto y visibilizar una realidad oculta. Era prioritario resaltar esas figuras y convertirlas en ejemplos a los que seguir, para que las nuevas generaciones tengan un espejo en el que mirarse.

 

Innovactoras busca, precisamente, convertirse en ese altavoz. Su impulsora, María Beunza, profesora de la Universidad de Navarra y socia de la consultora Happeninn, lo tiene claro. “Están sucediendo muchas cosas a mucha velocidad y vamos a tener que ser muy ágiles y flexibles para reinventarnos. Si no, vamos a tener dificultades. De ahí que sea importantísimo fomentar todo ello con personas de carne y hueso”, argumenta.

 

El origen de este novedoso proyecto habría que buscarlo, apunta Beunza, en tres premisas que han calado, y no siempre de forma correcta, en la sociedad. “En estos momentos, los referentes de innovación que tenemos suelen ser lejanos en el tiempo y en la distancia. Por eso, queríamos ofrecer ejemplos cercanos y tangibles. Además, hay que asumir que la innovación no es únicamente ciencia y tecnología. Lo es todo. Y eso aún no termina de cuajar. Y, por último, no suele haber muchas mujeres como responsables de innovación, o al menos no salen mucho en la prensa. Ese pequeño cóctel nos hizo replantearnos la situación”.

 

La ingeniería también es cosa de mujeres

Allá por 2002, Ana Monreal entró en la Universidad Pública de Navarra. Concretamente en las aulas del grado de Ingeniería Industrial. Entonces, y ahora, las alumnas son minoría en estas carreras. Pero a Ana no le importó. Sabía que su futuro iba a estar vinculado a las ciencias y a la tecnología. “Siempre han sido importantes para mí”, confiesa, al tiempo que reconoce que eligió la carrera que podría aportarle una formación más amplia, “en la que más iba a aprender”.

 

Gracias a ella, desde 2014, es socia fundadora de su propia empresa, IAR (Industrial Augmented Reality). “iAR nació de la idea de tres socios, Jon Navarlaz, Miguel Ángel Llorente y yo misma. Cada uno veníamos de una especialidad diferente y cuando nos conocimos en un coworking nos dimos cuenta de las enormes posibilidades que había en la aplicación de la realidad aumentada en la industria. Los 3 aportábamos ideas y conocimientos complementarios, y eso fue nuestro punto clave”, explica.

 

La idea encantó a un mercado que carecía de este tipo de servicios. Y, cuatro años después, siguen creciendo. “Ahora mismo estamos en iAR 27 personas y desarrollamos software industrial con diferentes tecnologías innovadoras, no solamente la realidad aumentada, que fue lo que empezamos a usar en nuestros inicios”.

 

Estas propuestas novedosas y el buen recibimiento de la industria están detrás de algunos de los premios que han recibido y que les animan a seguir por esa senda de la innovación. “Es nuestro día a día. Prácticamente todos nuestros proyectos son diferentes y todos incluyen partes de investigación. Eso es lo que hace nuestro trabajo apasionante, que estamos continuamente aprendiendo y haciendo cosas nuevas”, asegura Monreal, quien no ha perdido un ápice de inquietud y energía. Quizás por ello, no dudó en subirse al tren de Innovactoras.

 

FUENTE: Navarra Capital

No Comments

Post a Comment